Logo
Laveneciana - Home
Procesos de Transformación
¿Cómo se produce un vidrio Templado?

En el proceso de templado el vidrio se calienta a 620º C para de manera inmediata enfriarlo rápidamente mediante un ventilador de aire. Este tratamiento térmico genera unas tensiones en el vidrio que le confieren propiedades de alta resistencia al impacto o a posibles roturas térmicas.         En caso de rotura, la forma en la que rompe el vidrio templado es en pequeños fragmentos, lo que reduce el riesgo de daños. Este proceso de templado no cambia las propiedades espectrofotométricas del vidrio. En ocasiones, en el vidrio templado puede producirse una rotura espontánea debido a las inclusiones de sulfatos de niquel. Para prevenirlas, se realiza el “Heat Soak Test”, un test que simula las condiciones de temperatura a la cual el vidrio rompería por este motivo. El vidrio termoendurecido se fabrica mediante un proceso similar al del vidrio templado. En ambos casos el proceso de enfriamiento se lleva a cabo de forma gradual y controlada. El vidrio termoendurecido por calor no se clasifica como vidrio de seguridad ya que posee un patrón de rotura similar al del vidrio recocido (“float” tradicional). Su uso es adecuado en aplicaciones sujetas a tensiones térmicas, pero que no exijan requisitos de seguridad. También es apropiado para usos que están sometidos a esfuerzos mecánicos mayores que los que soporta el vidrio recocido, y menores que los que soporta un vidrio templado.



Paso 1: Corte de piezas
El vidrio, en PLF, Plateau Longueur Fabrication, (6000mm x 3210mm aprox.), se corta según las dimensiones requeridas.
 
Paso 2: Manufactura

El vidrio templado se suele utilizar en aplicaciones en las que el vidrio va a soportar un alto esfuerzo mecánico (por ejemplo en puertas, paneles laterales…).

La manufactura de los cantos del vidrio, los taladros, las muescas etc, se lleva a cabo antes del proceso de templado, dado que después de éste no se puede realizar.

 
Paso 3: Limpieza

Cada panel se limpia cuidadosamente bajo condiciones controladas para asegurar que ninguna impureza altera la superficie del vidrio.

 
Paso 4: Tratamiento térmico

Una vez que el vidrio es cortado a medida, manufacturado y limpiado, se calienta en un horno hasta una temperatura de 620ºC, justo por encima del punto de fusión de este material.

 
Paso 5: Proceso de templado

El vidrio es enfriado bruscamente por medio de un flujo de turbinas de aire que hacen que se contraiga la superficie. El núcleo interno del vidrio tarda más tiempo en enfriarse, lo que da lugar a tensiones de tracción permanente. La superficie adquiere la rigidez antes que en las capas internas que aún se encuentran en estado plástico, de este modo la superficie del vidrio queda sometida a fuerzas de compresión. Este proceso confiere al material resistencias mecánicas y térmicas muy superiores a las que tiene un vidrio sin templar.

 
Paso 6: Etiquetado, embalaje y transporte

Las etiquetas con todos los detalles del pedido se colocan una vez que el vidrio templado está terminado.

Para una mejor manipulación y transporte del mismo se suele colocar sobre caballetes especiales para este uso.

 
Aplicaciones